Rediseño de la Compensación Total en 2021.

La Compensación Total debe estar alineada a la estrategia del negocio en todo momento. Puede apoyar a la dirección a impulsar el logro de las metas organizacionales a través de una adecuada articulación y a lograr que los colaboradores se sientan satisfechos. El COVID-19 ha traído graves consecuencias económicas a nivel mundial. Y nos ha obligado a adaptarnos a una nueva forma de trabajo que antes se veía como una opción.
mala-economia
Antes de la pandemia, en México algunos beneficios que eran muy valorados por los trabadores. Como, por ejemplo:
  • El comedor
  • Actividades deportivas y de movilidad en el trabajo
  • Vales para gasolina
  • Transporte de personal
  • La prestación del automóvil de empresa para Gerentes y Directores.
Hoy en día resultan no ser tan necesarios, mientras que los esquemas de pagos variables, como bonos por resultados y programas de reconocimientos cobran gran relevancia. Se tiene que empezar a evaluar el trabajo a distancia de una manera efectiva, definiendo las competencias, indicadores y metas requeridas para los puestos asignados a esta nueva modalidad de trabajo y no solamente evaluar el desempeño por el tiempo de conexión o uso de los equipos.
reconocimiento-bono
Ante la situación actual que vive la economía y el entorno empresarial, se tiene que diseñar el esquema de pago tomando en cuenta lo siguiente:

1

Sueldos equitativos, atractivos y competitivos. Esto para el mejoramiento de rendimiento de la fuerza de trabajo.

2

Revisar la mezcla de pago fija/variable para fortalecer el esquema variable orientado a resultados.

3

Revisar el modelo de Competencias para incluir competencias necesarias en la situación actual.

4

Implementar los esquemas de reconocimientos monetarios y no monetarios e impulsar una cultura de reconocimiento.

5

Analizar el paquete de prestaciones y beneficios orientados a satisfacer las necesidades de los trabadores de todos los niveles jerárquicos. Desde los puestos que continúan trabajando en su centro de trabajo, hasta aquellos que trabajan de forma mixta o por home office. Una encuesta de importancia y satisfacción puede ayudar a reorientar el esquema de prestaciones y beneficios para lograr que se asignen los que realmente importan y satisfacen a los trabajadores. Se puede flexibilizar el esquema de beneficios como una forma de adaptarlo a las necesidades particulares de cada colaborador.

fuerza-de-trabajo
Todo lo anterior se puede rediseñar de tal forma que no implique un costo mayor al que actualmente tienen las organizaciones. Son tiempos de reinventarnos, de mirar desde otra óptica para mejorar costos, impulsar resultados y motivar a la fuerza laboral.
Categorías: UNCATEGORIZED

0 Comentarios

Deja un comentario

Marcador de posición del avatar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *